Las recetas de Lucía
Mis recetas para compartir

Empanada

Por El blog de Lucía el 5 de noviembre de 2011 | 21:15


Ingredientes para la masa:
50 gr de agua
50 gr de aceite de oliva vírgen extra
50 gr de vino blanco
50 gr de manteca de cerdo o mantequilla
1 huevo
30 gr de levadura fresca de panadero
450 gr de harina de fuerza
1 cucharada de sal
1 huevo batido para pintar

Elaboración de la masa:
Ponemos todos los ingredientes en el vaso, excepto el huevo, la harina, la levadura y la sal-
Programamos un minuto, 37º, velocidad 2.
Añadimos el huevo y la levadura y mezclamos 5 segundos, velocidad 4.
Incorporamos la harina y la sal y mezclamos 15 segundos, velocidad 6 y a continuación 2 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga.
Sacamos la masa del vaso y sobre una mesa de trabajo, amasamos un poquito, seguidamente ponemos la masa en un cuenco y tapamos con papel film o con un paño y dejamos reposar en un lugar sin corrientes de aire hasta que doble su volumen.

Un truco para saber cuándo está la masa lista, es tomar una porción de masa, hacer una bolita y ponerla en un vaso con agua. Cuando la bolita flote y suba a la superficie, la masa estará preparada para formar la empanada.

Durante el tiempo de reposo de la masa, vamos preparando el relleno y calentando el horno a 200º.

El relleno se puede hacer de infinidad de cosas, pero voy a explicar cómo le hago yo:

Una pechuga grande de pollo cortada en trocitos.
Chorizo
Salsa de tomate
Aceite, sal, cebolla, ajo, pimiento rojo si os gusta.

En una sartén pongemos un poco de aceite y sofreimos cebolla picadita, ajo y pimiento rojo.
A continuación añadimos el picadillo de pollo y dejamos que se dore ligeramente la carne y en ese momento ponemos el chorizo picadito y la salsa de tomate. Podemos añadirle un chorrito de vino blanco o Pedro Ximenez.
Retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Montaje de la empanada:
Ponemos en la bandeja del horno una hoja de papel sulfurizado para que no se nos pegue la empanada.

Dividimos en dos la masa (que ya habrá doblado el volumen inicial) y sobre una mesa enharinada la estiramos con un rodillo formando un rectángulo del tamaño aproximado a la bandeja del horno para formar la base.
Ponemos encima el relleno y lo repartimos por la superficie de la masa.


Estiramos la otra mitad y la colocamos encima del relleno, recortamos los bordes si nos sobran y con los dedos formamos como un cordón para sellar la parte de arriba y la base.
Pintamos con huevo batido y hacemos un agujerito en el centro para que salga el vapor, como si fuera una chimenea.


Decoramos con los restos de masa o como más nos guste y al horno durante 30 minutos aproximadamente, hasta que tenga un precioso color dorado.



Resulta ideal para una tarde en el campo, una cena al aire libre, pues lo mismo se puede comer caliente que fría.

Dificultad:
comparte

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Estaré encantada de recibir tu comentario: